El origen de esta conmemoración se remonta al año 1987, cuando en una reunión de la Red Mundial de Mujeres por los Derechos Reproductivos que tuvo lugar en Costa Rica, la Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe propuso la creación de un Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres.

El objetivo de este evento, que cada año se celebra el 28 de mayo, es difundir el estado de salud de las mujeres, de sus necesidades y demandas, y del compromiso de las administraciones para dar respuesta.